UN AMORIO CONFIRMADO Y UN HIJO OCULTO


Un amorío confirmado y un hijo oculto

Un amorío confirmado, era el titular de el periódico Metro hoy del Ecuador, a propósito del libro “La familia: historia privada de los Pinochet” de los periodistas chilenos Fernando Vega y Claudia Farfán.

La Familia - Historia privada de PinochetEsta noticia referida a un romance que habría mantenido Pinochet en Ecuador, con la pianista quiteña Piedad Noé, coincide plenamente con el escritor ecuatoriano Byron Rodríguez.

Según este escritor, el entonces mayor Pinochet vivió en Quito, entre los años 1956 y 1959 junto a Lucía Hiriart y fue precisamente el 27 de Febrero de 1957.., en una velada organizada por los círculos militares del Ecuador “El mayor Pinochet quedó encandilado por la actuación de Pía, una guapa pianista quiteña, de pelo castaño y ensortijados, labios sensuales; una mujer seductora que interpretaba a Bach… el chileno intentó acercársele pero le fue imposible por la presencia dominante de Lucía”… Esta historia “no oficial” relatada por el escritor se basa fundamentalmente por el testimonio de varios militares ecuatorianos que asistieron a aquella velada.

Para la mayoría de los ecuatorianos y en especial los quiteños esta noticia no fue muy novedosa ya que siempre estuvieron enterados de éste amorío “entre vinos y sonrisas se habría consolidado el romance, tanto es así que el matrimonio de los Pinochet estuvo apunto de romperse”. Sentencia el libro la “Guerra de las funerarias”.

Frente a esta debate, sí el general Pinochet tuvo o no un romance con la pianista, podría no tener mayor importancia para sus seguidores… total un “desliz” o una amante es parte de la naturaleza del ser humano dirán ellos, a pesar que en sus discursos políticos y morales, la familia y la patria es lo más sagrado.

Para otros, es claro que el General antes y después de su muerte, la historia lo sigue juzgando… antes por el golpe de estado, violaciones a los Derechos Humanos, cuentas bancarias oscuras en el extranjero, hoy nuevamente la historia le juega una mala pasada a Pinochet, sobre todo por ocultar a su hijo ecuatoriano llamado Juan y que según los quiteños “es igual al padre”. Siempre lo ven caminar por las calles primaverales de Quito.

Miguel Ángel Soto



Fecha: 2009-07-07

Por: Miguel Ángel Soto

Idiomas: Russian language

Esta noticia en PDF   Imprimir este articulo / Print this story   Subir / Up  
Asociacion de Chilenos en Rusia © 2009 - Tel./Fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: asociacion@chilenos.ru

Oscar Plaza