AL ASUMIR SU CARGO LA PRESIDENTA DE ARGENTINA CRISTINA FERNANDEZ PROMETIO INCLUSION SOCIAL


Cristina Fernandez de KirchnerBUENOS AIRES, 10 (ANSA) - La flamante mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner prometió este lunes 10 de diciembre, continuar con el modelo de inclusión social y crecimiento económico promovido desde mayo de 2003 por su esposo, el presidente saliente Néstor Kirchner.

    Cristina Fernández se convirtió hoy en la quinta presidenta electa en las urnas desde el retorno de la democracia, el 10 de diciembre de 1983, y también en la primera mujer que accede a la presidenta del país con el voto directo de la ciudadanía. La presidenta asumió acompañada de nueve jefes de Estado latinoamericanos, el Príncipe de Asturias y una decena de ministros o secretarios de Estado.

    Durante su discurso, de unos 50 minutos ante la Asamblea Legislativa, la flamante mandataria prometió profundizar "un modelo que mejoró la calidad de vida" de los argentinos, a través de "un acuerdo (social) con grandes metas".

    Fernández descartó que su propuesta de Pacto Social se reduzca a un acuerdo "de precios y salarios" y aclaró: "no he venido a ser presidenta para ser gendarme de los empresarios o para ser parte de una interna sindical o política".

Cristina Fernandez y Nestor Kirchner (306x251)    La presidenta se reivindicó, junto con su esposo, como "hijos de la escuela pública y de familias trabajadoras", pero admitió que en la Argentina actual "los que tienen plata mandan a sus hijos a escuelas privadas y los que son pobres tienen que ir a la escuela pública".

    "Hay que defender la escuela pública con inteligencia", pidió Fernández, reclamando capacitación de los docentes, estudio de los alumnos y dedicación de las familias. La mandataria recordó "el largo camino recorrido durante los años de la democracia" que incluyó la sanción de las leyes que consagraron la impunidad sancionadas durante el gobierno del ex presidente Raúl Alfonsín y el "ajuste permanente del FMI" durante la década del 90.

    "Pasamos de la hazaña del ajuste a la hazaña de no pagar", cuando se declaró el default de la deuda externa en diciembre de 2001, recordó Cristina Fernández, al sintetizar algunos de los episodios vividos como diputada y senadora nacional durante 12 años.

    Fernández reivindicó los juicios iniciados contra los ex represores de la dictadura durante la administración de su esposo y que deberán completarse durante su mandato.

    "Se lo debemos a las madres, a las abuelas, a los familiares de las víctimas", agregó Fernández de Kirchner sobre esos juicios, aclarando a continuación: "se lo debemos también a las Fuerzas Armadas, para separar la paja del trigo y para que los argentinos podamos mirarnos a la cara".

Cristina Fernandez de Kirchner (340x462)    Fernández defendió la renovación de la Corte Suprema y la reforma del Consejo de la Magistratura, al descalificar las versiones de la oposición sobre los supuestos intentos del gobierno de hegemonizar la justicia a través de estas medidas.

    "Los medios de comunicación no son lo mismo que oposicion, pero se parecen bastante", lanzó punzante la presidenta, en una crítica a quienes pronosticaron que el gobierno se proponía manejar la justicia.

    Fernández resaltó que asume en "un escenario diferente" al de mayo de 2003, destacando que su esposo "cambió ese escenario del 25 de mayo de 2003" cuando Kirchner asumió "con más desocupados que votos".
    Fernández afirmó que su victoria electoral del 28 de octubre con poco más del 45 por ciento de los votos "ratificó una construcción política, social y económica diferente".
    "Siempre faltará la batalla definitiva mientras haya un pobre en nuestra tierra", enfatizó. La presidenta propuso mantener con la oposición una relación "sin agravios", pero "con memoria histórica" y aclaró que "un mejor gobierno requiere también de una mejor sociedad, que cada uno se haga cargo de lo que le corresponde en una sociedad diferente".

    Cristina Fernández lució un vestido blanco de encaje durante la ceremonia de asunción, en la que estuvo acompañada por su esposo, por el vicepresidente saliente Daniel Scioli y el entrante, Julio Cobos. "Queríamos cambiar el mundo, ahora nos conformamos con cambiar nuestro país, nuestra casa", resumió Cristina Fernández, sobre su pasado como militante de la Juventud Peronista en la década del 70.

    Precisamente "ya lo ve, ya lo ve, es la gloriosa JP (Juventud Peronista, ndr)" fue uno de los cánticos que se escucharon en el Congreso argentino cuando ingresó la nueva presidenta.

    Cristina Fernández afirmó: "estoy convencida de que vamos a lograr" los cambios propuestos. Pero aclaró: "tal vez me cueste mas, por ser mujer, pero creo tener la fuerza para poder hacerlo".

    La presidenta dejó traslucir su emoción, hasta entonces contenida, cuando mencionó los ejemplos de Eva Perón (esposa del ex presidente Juan Domingo Perón) y de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, presentes en la ceremonia, a las que definió como "Madres y Abuelas de la Patria". Por último, Fernández prometió "un intenso compromiso con la patria" y pidió: "Quiera Dios que me ayude a equivocarme poco, que me ayude a escuchar".





Fecha: 2007-12-10

Por: ACZ

Fuente: ANSA

Fotos: Varios

Idiomas: Russian language

Esta noticia en PDF   Imprimir este articulo / Print this story   Subir / Up  
Asociacion de Chilenos en Rusia © 2009 - Tel./Fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: asociacion@chilenos.ru

Oscar Plaza