Transantiago: ya aprendiste como funciona?


Cristina Bitar

Cristina BitarDe alguna manera, siento que todos los santiaguinos hemos vuelto a kinder. Al igual que los niños de esa edad, estamos aprendiendo los colores del arcoiris y las letras del abecedario para poder ubicarnos en el mapa del Transantiago. Pero ojalá fuera tan fácil como cuando estábamos en ese nivel del colegio: sólo diez colores y diez letras. La verdad es que es mucho más complejo: tenemos servicios troncales, servicios locales, intercambios modales, puntos de transbordo, tarjeta bip!, puntos de recarga de tarjeta bip!, conexiones con el Metro, entre otros. Todo esto, en un escenario en que la entrega de información es confusa e insuficiente, las estaciones están incompletas y existe poco material de difusión. Personalmente, experimenté muchos de los canales de comunicación disponibles (call center, página web, mapa, oficina de Transantiago Informa, Metro, paradero) y ninguno fue suficientemente funcional o completo.

En esta etapa, el sistema de información a los usuarios es fundamental: debe ser claro, preciso y oportuno, de modo que la transición del sistema antiguo al nuevo sea lo menos traumática posible para las personas. Por eso, es necesario reforzar el call center. Ayer intenté comunicarme tres veces y fue muy difícil ya que casi siempre estuvo ocupado. Como mínimo, se requiere que la página web no se caiga; ayer tampoco estuvo disponible varias horas del día. También es importante agilizar la construcción de paraderos y señalética informativa en la calle, ya que aún hay muchos incompletos. Asimismo, planos simplificados y en mayor cantidad ayudarían mucho en este proceso de inducción. Hoy sólo entregan planos por zonas de servicio, que no son completos ni fáciles de leer, o el plano general, que sólo se entrega después de solicitarlo explícitamente, y es aún más engorroso.

Un sistema de esta complejidad no es fácilmente comprensible y requiere de todos los elementos posibles para entregar a los pasajeros todas las pistas sobre cada etapa de sus viajes. Por eso, otra medida que puede ayudar es capacitar mejor al personal del call center, a los choferes y a los monitores que apoyan a los usuarios en los paraderos al inicio del sistema.

A pesar de la falta de información con la que uno se encuentra, es importante destacar la capacidad y disposición que ha tenido el ministro de Transportes, Sergio Espejo, para comunicar personalmente el sistema, sus beneficios y posibles problemas a las personas, a través de los medios de comunicación. Ha dado la cara con calma y tranquilidad, con un lenguaje fácil de entender y con mucha responsabilidad. Es necesario complementar su rol con el de los muchos funcionarios del ministerio, del Metro y de todo el sistema, para que instruyan y enseñen a las personas durante su recorrido, ya que es ahí donde se produce la mayor cantidad de problemas. En todo caso, valen poco los esfuerzos del ministro y su equipo o la presencia de Zamorano, si algunos medios de comunicación masiva insisten en resaltar con mayor fuerza los problemas que tienen los distintos usuarios sin equiparar esto con la entrega de información proactiva y positiva respecto de lo importante que es tener un sistema que puede cambiarle la cara al transporte público y debiera funcionar, como sí lo hace en otras partes del mundo.

Tenemos un tremendo desafío por delante. Es verdad que éste es un problema del Gobierno, de las empresas operadoras de buses y del administrador financiero. Es cierto que de ellos depende que el sistema funcione como prometieron, pero también es verdad que, en alguna medida, el Transantiago también es un problema de cada una de las personas que vivimos en esta ciudad. Aunque todos los recorridos funcionen a la perfección, aunque ningún cobrador falte ni falle, aunque tengamos toda la información necesaria en nuestras manos, es imposible que el Transantiago fracase si todos los santiaguinos ponemos de nuestra parte para aprender el nuevo sistema, entenderlo y acostumbrarnos al cambio de buena manera y con entusiasmo. Es obvio que los cambios son difíciles en cualquier ámbito de la vida, más aun cuando son cambios culturales como éste que estamos comenzando a vivir. La realidad es que a partir del 10 de febrero, la forma de vivir en Santiago cambió. De cada uno depende que este cambio sea para mejorar nuestra calidad de vida y no para deteriorarla.

Mapa del Transantiago


ARTÍCULOS POLÉMICOS RELACIONADOS:

.:: 
Transantiago: Otro suculento negocio de la Concertación y Alianza por Chile

 

Conoce el mega proyecto del Metro en Maipú

Metro presenta innovador diseño para la nueva Estación del Sol hacia Maipú.
Cubrirá al área de andenes y el punto de intercambio de pasajeros con los buses.

* * *

Infografía realizada por Sergio Vasquez Bravo sobre
las futuras líneas del Metro de Santiago para el 2020

Metro de Santiago de Chile al 2020 (Imagen: 1280 x1374)
  CLICKEE LA IMAGEN DEL MAPA DEL METRO  




Fecha: 2007-02-19

Por: Cristina Bitar

Fuente: blogs.lasegunda.com

Idiomas: Russian language

Esta noticia en PDF   Imprimir este articulo / Print this story   Subir / Up  
Asociacion de Chilenos en Rusia © 2009 - Tel./Fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: asociacion@chilenos.ru

Oscar Plaza