LAS PANACEAS IGNORADAS

LAS PANACEAS IGNORADAS

 

Vaso de AguaHablemos otra vez del ser humano. O sea... del agua, que eso es el ser humano físicamente, y creo que incluso intelectualmente. Partamos de una noticia que todo el mundo conoce: apenas es concebido, el futuro ser humano está formado por un 99% de ese formidable mineral. Cuando nace, las proporciones de agua son de un 90%. Y en la vejez, de un 70-60%. Precisamente la escacez de agua en el organismo deviene causa de muchas enfermedades e incluso, del envejecimiento prematuro del mismo. El degeneramiento de las células, en otras palabras, el cáncer, la pérdida de la inmunidad, la proliferación de las enfermedades contagiosas, la elevada tensión arterial, las enfermedades nerviosas, cardiovasculares, renales, estomacales, INTESTINALES, las deficiencias del hígado, de la sangre y de la linfa, más un enorme paquete de otros desbarajustes, están relacionados directamente con la falta de agua en el organismo. Porque AGUA SOMOS Y AGUA TENEMOS QUE SEGUIR SIENDO SIEMPRE SI QUEREMOS CONSERVARNOS SANOS. Y bueno, no estaría de más recalcar que, de ese modo, el agua es un remedio infalible prácticamente contra TODAS LAS ENFERMEDADES, sobre todo el agua mineral no gasificada. Aunque, indudablemente que también sirve el agua común y silvestre. Es decir, el agua de todos los días. ¿Y qué hay que hacer para mejorar con agua la salud? Casi nada: sólo beberla. Digamos, para quien desee lograr un mejoramiento general, la cantidad que recomendaríamos ingerir sería de dos litros y medio diarios, distribuídos, más o menos así: a eso de las 7-8 de la mañana, media hora antes de desayunar, dos vasos de agua en ayunas, es decir, unos cuatrocientos mlts. Como a las once de la mañana, otros dos vasos más (y van ya 800 mlts) Como a las tres de la tarde, tres vasos (y van un litro y 400 mlts). A eso de las seis, otros tres vasos (y van dos litros). Y a eso de las nueve, otros dos y medio. Y nos resultan así dos litros y medio de agua ingeridos en un día. Claro, cerciórese de una sola cosa: que el agua esté limpia y no contenga sustancias dañinas.

Si comienza YA AHORA el tratamiento, lo primero que queremos advertirle es que en la mayoría de los casos se observa cierta reacción desagradable al primer y segundo días, y quizá, también al tercero. La reacción más común consiste en que usted se pondrá a orinar como contratado, y sentirá que su orina se ha puesto ACIDA, POR LAS LIGERAS MOLESTIAS QUE LE ACOMETERÁN, COMO SI SE HUBIERA RESFRIADO, y porque la ORINA QUIZA ADQUIERA UN MARCADO COLOR VERDOSO. No se preocupe, esas sensaciones se acabarán al segundo o tercer día de tratamiento. Y el color de la orina se debe a la enorme cantidad de mezclas bioquímicas nocivas que el agua empieza a eliminar del organismo. Al segundo día quizá tenga problemas al defecar, pues es probable que las eyecciones se endurezcan, como si... se le hubiera secado el intestino. Por eso, tenga a mano una pequeña PERA DE AGUA para hacerse un lavado del recto, que eso bastará para restablecer los procesos normales. Quienes sufren de tensión arterial es probable que comprueben con asombro que la misma ha descendido, con tendencia a normalizarse. Desde ese momento, comienza la recuperación paulatina del organismo, el cual se mantendrá en un estado bastante aceptable, siempre y cuando usted no deje de consumir ese preciado elemento que constituye la esencia misma de nuestra vida en la Tierra. Podría darles muchísimos detalles más acerca de las reacciones moleculares, celulares y etc. que se experimentan al emplear tal panacea, pero creo que ya sin los mismos ustedes han comprendido la importancia de estas sencillas recomendaciones.

Y si me lo siguen permitiendo, continuemos hablando del ser humano.

Todo lo que hemos dicho hasta aquí es que el ser humano es agua. Agreguemos inmediatamente que es también MOVIMIENTO (porque la simpleza de que es, además, LO QUE COME, cualquiera la averigua varias veces al día, cuando le da hambre)

Ahora bien, ¿cómo encontrar MOVIMIENTOS que puedan contribuir a una mejoría total del organismo? Toca la casualidad que esa pregunta siempre me preocupó, y por lo mismo, siempre he andado en búsquedas más o menos inútiles de una respuesta práctica, en carreras, caminatas, ejercicios de barra, remo, levantamiento de pesas y otros demases que las almas caritativas y bien intencionadas me recomendaban como panaceas para todo el mundo. No obstante, siempre acababa por encontrar algún defecto en esas panaceas. Ora porque eso de andar corriendo no le conviene al común de los humanos, digan lo que digan los europeos aficionados a trotar; además, para las caminatas no todo el mundo tiene tiempo, el levantar pesas tampoco da grandes resultados y el acto de remar se puede ejecutar únicamente en un medio acuático. Lo mismo con todos los esquemas que impliquen alguna gimnasia, ejercicios físicos y hasta meditación combinada con esos ejercicios. Hasta ese día en que se me iluminó bruscamente la "ampolleta" , porque me di cuenta de que para nuestro estado físico EL RÉGIMEN DE MOVIMIENTO COTIDIANO QUE UNO MISMO TIENE PUEDE Y DEBE SER SUFICIENTE. Y esa es una idea que, me consta, a nadie se le había ocurrido hasta entonces. Digo que, incluso siendo yo sumamente perezoso, todos los días ejecuto una cantidad de movimientos QUE LE SIRVEN A MI ORGANISMO Y A MI MENTE, es decir, que por naturaleza, SON MOVIMIENTOS OPTIMOS, AUNQUE NO SEAN HECHOS CON LA INTENCIÓN DE MEJORAR NUESTRO ESTADO FISICO Y, POR ENDE, NUESTRA SALUD. ¿Por qué motivo, entonces, nos atrofiamos tan catastróficamente, empezando por nuestros músculos y siguiendo y terminando por nuestros órganos internos? Por la sencilla razón, me contesté, de que con el tiempo el organismo mismo empieza a cumplir mal sus funciones, entre otras, las digestivas y las circulatorias, funciones primordiales que influyen prácticamente en el estado general del ser humano: físico y psíquico. Claro, no vamos a tocar aquí la terapia psíquica, no porque nada tenga que decir al respecto, sino porque para eso yo necesitaría no una página, sino el espacio que puede ocupar todo un mamotreto científico. Y si aquí vamos a poner algo de esa terapia, será sólo, hasta cierto punto como MAGIA lo más blanca posible (Espero que entiendan la ironía, y no me acusen después de ser un charlatán).

Cristal de agua positiva (Size: 750x530)

(Foto: Cristal de agua sometida)
Mediante palabras positivas, por transmisión
energética, la estructura molecular
del agua puede cambiar.
(Masaru Emoto)

Advertencias aparte, pasemos a los hechos. ¿Recuerdan, estimados, lo que dijimos anteriormente del agua? ¿Recuerdan que, además de ser útil para el organismo, el agua posee al mismo tiempo una inmensa capacidad de captar la información y, además, DE REALIZARLA EN LA MEDIDA DE SUS POSIBILIDADES? Bien, pues, precisamente por el agua, sin cambiar para nada los dos litros y medio diarios que antes les recomendé, comenzaremos desde hoy nuestro tratamiento psíquico-físico, que al mismo tiempo combinaremos con los MOVIMIENTOS MÁS ADECUADOS QUE, a nuestro juicio, EXISTEN PARA FORTALECER LA SALUD DEL ORGANISMO. Procedan, por favor de la siguiente manera:

1. Por las noches, antes de acostarse, pongan sobre la mesa dos vasos de agua.

2. Concéntrense en quitar de su mente todos los problemas que hayan tenido durante el día, y luego,

3. Sin apartar de la mesa los vasos, cójanlos, uno con la derecha y el otro con la izquierda. Después, mirando intensamente el agua, pronuncien con la mejor intención de que sean capaces, siete veces seguidas: "Tú eres el AGUA que quita todos mis males. Gracias, porque TÚ ERES EL AGUA QUE QUITA TODOS MIS MALES".

Así mismo, como se los acabo de escribir. ¿Notan la INSISTENCIA que deben de poner en las frases que marco con mayúsculas? Luego, dejen los vasos de agua en un sitio donde nadie los mueva ni los tome para nada, hasta la mañana siguiente. Pueden también cubrirlos con una servilleta de papel. Al día siguiente, antes de marcharse para el trabajo, o adonde quiera que sea, bébanse esos dos vasos de agua y luego ejecuten los siguientes movimientos con el abdómen:

1. "Escondan" el abdómen con toda la fuerza de que sean capaces, como si quisieran tocarse la columna vertebral con el obligo. Ténganlo unos segundos así, y luego suéltenlo bruscamente a la posición inicial.

2. Al principio, cada "escondida" y cada "regreso" de abdómen se hacen lentamente. Después el tiempo de realización del ejercicio se va acortando, hasta que sean capaces de hacerlo lo más rápidamente posible, casi como una profunda vibración. Si sienten calor o si sienten que van a sudar por el esfuerzo, eso es precisamente lo que tienen que sentir. Desde ese momento

3. No sólo esconden y sueltan el abdómen, sino también tienen que proyectarlo hacia adelante y estirar el cuello como si quisieran mirarse el ombligo y

4. Al final, manos en jarra, sin activar para nada las piernas, el pecho y los brazos, empiezan a realizar MOVIMENTOS GIRATORIOS con el abdómen. Primero, hacia la izquierda. Luego, hacia la derecha.

Eso sería todo. Mi recomendación es válida para gentes de cualquier edad. En tomarse el agua y ejecutar todos los movimientos abdominales que les he recomendado, cada día gastarán ustedes unos quince minutos de sus preciosas vidas. Después de unos veinte días, aparecerán los primeros resultados notorios.

¡Que se sientan bien! ¡Sean siempre buenos y jamás se desanimen!

Afectuosamente,
Eugenio.


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: