Patricia Troncoso: Carta de la Asociación de Chilenos en Rusia por la vida de la dirigente mapuche en huelga de hambre

 

Moscú, 21 de enero de 2008
Sra. Michelle Bachelet Jeria
Presidenta de la República
Palacio de la Moneda
Santiago, Chile

Presente.-
Ref.: Situación de Patricia Troncoso Robles


¡Señora Presidenta!


Con el debido respeto que se merece todo alto dignatario llegado al poder por la vía de las urnas electorales, con el debido respeto que usted se merece por su condición de mujer, la primera mujer Presidenta en la historia de Chile, se dirige a Ud. la Asociación de Chilenos en Rusia.

Señora presidenta, es indudable que los chilenos residentes en Rusia hubiéramos querido que la razón de este mensaje fuese mucho más optimista y positiva, porque a fin de cuentas todos nosotros hace poco más de dos años vimos con buenos ojos su elección a la presidencia de nuestro país. Desgraciadamente, el ser humano propone, pero las circunstancias reales disponen, y la razón de este mensaje deviene tan grave y tan urgente, que nos hemos visto obligados a prescindir de las consideraciones y fórmulas protocolares del caso para hablarle a Ud. simplemente de corazón a corazón. Para hablarle de Patricia Troncoso Robles, una compatriota nuestra, tan chilena como Ud, como nosotros y... como un familiar suyo, con quien muchos estudiamos e hicimos amistad en su época en la Universidad Patricio Lumumba de Moscú.

Señora presidenta. Decir que nos sentimos preocupados por la salud de Patricia es no decir absolutamente nada. Para expresar lo que realmente sentimos no sirven las palabras. Basta que nos sentemos a desayunar, almorzar o cenar, para que la tragedia, el heroísmo y la pureza espiritual de Patricia aparezcan nítidos ante nuestros ojos. Con todo el dolor y el pesar que ello implica. Patricia Troncoso Robles, una chilena que defiende la causa mapuche, ha sido enjuiciada y condenada como terrorista, sobre la base de una injusta ley que nos quedó de tiempos turbios y sangrientos de nuestra historia. Patricia Troncoso Robles, defendiendo sus ideales y sus principios, se declaró en huelga de hambre, como un último recurso para demostrarle sus razones al país. Esa huelga se prolonga ya más de cien días.

Señora presidenta. Muchos de nosotros, y con mayor razón Ud. en su calidad de médico, sabemos qué significa una huelga de hambre. Tan diplomática y cursi definición está muy lejos de dar siquiera una idea aproximada del sufrimiento que implica morir poco a poco de inanición. Nadie que esté privado de altos ideales y de una fuerza espiritual a toda prueba es capaz de soportar tamaña tortura. Más de cien días ha resistido Patricia, evidentemente resistirá hasta las últimas consecuencias.

Por esa urgente razón, señora presidenta, en nuestra calidad de ciudadanos chilenos que no pueden cerrar los ojos y no ver que en Chillán se está cometiendo en realidad un asesinato encubierto, hacemos un llamado a su humanitarismo de Mujer, Madre, Hermana, Esposa... ¡A su humanitarismo de chilena y Presidenta!

¡Señora Presidenta Michelle Bachelet, no hay política en lo que le decimos! ¡Sí hay dolor, pesar y amargura! La Ley chilena le concede a usted, en su condición de máxima dignataria de nuestro país, todos los recursos necesarios para dar una solución satisfactoria, sensata y humanitaria al caso de Patricia Troncoso Robles! ¡En este momento todo depende exclusivamente de Ud! ¡Salve a Patricia, señora presidenta, y en la Historia chilena ocupará Ud. el lugar que le corresponde a toda hija realmente ilustre de nuestro país! 


Respetuosamente


La Asociación de Chilenos en Rusia





c/c: DICOEX,  Embajada de Chile en Rusia, Comunidades de Chilenos en el Exterior


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: