Cristina Fernandez de Kirchner gana las presidenciales 2007 en la primera vuelta

Cristina Fernández de Kirchner - 2007 (512x599)

El recuento de votos está confirmando el pronóstico de los sondeos divulgados por las televisiones al cierre de los colegios electorales en Argentina. Cristina Fernández de Kirchner ha ganado las elecciones presidenciales. Y lo ha hecho de forma rotunda, al obtener en la primera vuelta un apoyo superior al 40%, lo que la permite proclamarse sucesora de su marido Ernesto Kichner sin esperar a una segunda vuelta que ya no será necesaria, según los primeros resultados oficiales del escrutinio provisional.

Escrutado el 9,64% de las mesas, equivalente al 5,87 de los votos, la candidata del oficialista Frente para la Victoria obtiene el 42,25% de sufragios frente al 21,58% del candidato del frente centro-progresista Una Nación Avanzada (Una), el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. Tercera se ubicó la aspirante de la Coalición Cívica, la líder de centroizquierda Elisa Carrió, quien se alzó con el 18,13% de los votos. Si estos datos se confirman al final del recuento, Fernández no tendría que volver a pasar el examen de las urnas, ya que habría obtenido más del 40% de los votos y además habría superado al segundo contrincante por más de 10 puntos, según establece la Constitución argentina. 

"Hemos ganado ampliamente"

Cristina Kirchner ha ofrecido una comparecencia sin esperar a los resultados definitivos para proclamarse ganadora. Arropada por una multitud que coreaba "se siente, se siente, Cristina presidente", la aún candidata ha dicho que su partido "ha ganado ampliamente, tal vez con la mayor diferencia entre la primera y la segunda fuerza desde el advenimiento de la democracia", ha dicho. "Esto nos nos coloca en el lugar de mayor responsabilidad" ante la sociedad argentino, ha añadido a continuación entre los aplausos y vítores de sus seguidores.

La euforia se ha hecho sentir mucho antes entre los partidarios de Kirchner, que han festejado durante toda la jornada un triunfo cantado desde hace semanas por todos los sondeos y medios de comunicación, tanto extranjeros como argentinos. Los simpatizantes han comenzado a congregarse en el hotel de Buenos Aires donde está instalado el cuartel general de campaña del partido de la futura presidenta. "Volveremos a ser gobierno como en el 73", han gritado algunos jóvenes peronistas, al comparar el posible triunfo de la esposa del presidente Néstor Kirchner con los comicios ganados por Héctor Cámpora en 1973, cuando aún no había regresado al país el líder del Partido Justicialista (peronista), Juan Domingo Perón.

Una euforia similar mostraban funcionarios y colaboradores de Fernández en el interior del Hotel Intercontinental, donde tanto la primera dama como el jefe del Estado siguen la evolución del escrutinio.

Cristina de Kirchner y Michelle BacheletLa mujer del presidente saliente Néstor Kirchner se convierte así desde hoy en la primera mujer de Argentina en llegar a la jefatura del Estado mediante elecciones. El único antecedente de presidenta es el de María Estela Martínez de Perón, apodada Isabel, la viuda del fundador del Partido Justicialista, Juan Domingo Perón, quien llegó a la presidencia en 1974 tras la muerte de su esposo, a quien había acompañado como candidata a la vicepresidencia en los comicios disputados el año anterior.

Denuncia de irregularidades

Pese al arrollador triunfo en las urnas de la senadora peronista, varios partidos y dirigentes de la oposición no han dudado en denunciar irregularidades e incluso "fraude" electoral. El Gobierno ha contestado a estas acusaciones calificando el proceso de "ejemplar". En concreto, las denuncias presentadas ante la justicia electoral se centran en la falta de papeletas de algunos partidos en los centros de votación.

Los denunciantes abarcan prácticamente todo el espectro electoral argentino, excepto el partido de la futura presidenta: Coalición Cívica, Una Nación Avanzada (UNA) y el Frente Justicia, Unión y Libertad, que llevan como candidatos a la presidencia a Elisa Carrió, Roberto Lavagna y Alberto Rodríguez Saá.

De hecho, la escasez de papeletas junto a la alta afluencia de votantes a última hora ha motivado la decisión de la Junta Electoral de prorrogar una hora la votación en Buenos Aires, donde los colegios han cerrado sus puertas a las 22.00 (hora peninsular española). El resto de colegios del país cerraron una hora antes.

Alrededor de 27 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas, aunque la convicción de que Cristina Kirchner tenía asegurada la victoria, como finalmente así ha sido, ha sembrado de apatía la campaña electoral. Los colegios han abierto a las ocho de la mañana (mediodía en España) y la jornada ha trancurrido con normalidad, al margen de las ya citadas denuncias de la oposición.

Participación

Tras la apertura de colegios a las ocho de la mañana, se ha ofrecido un primer dato de participación a mitad de jornada. A esa hora, el 30% de los 27 millones de argentinos con derecho a voto lo había ejercido, según el director nacional electoral, Alejandro Tullio. Hay que tener en cuenta que el voto es obligatorio. La jornada transcurre hasta ahora sin incidentes de importancia, aunque se ha denunciado falta de papeletas en algunas mesas de la capital y la provincia de Buenos Aires, los principales distritos electorales del país.

Además de presidente y vicepresidente, los 27 millones de argentinos con derecho a voto elegirán 130 diputados nacionales para renovar la mitad del cuerpo legislativo, y 24 senadores nacionales para reemplazar un tercio de los integrantes de la Cámara Alta, además de ocho gobernadores provinciales -Buenos Aires, Santa Cruz, Mendoza, La Pampa, Jujuy, Salta, Formosa y Misiones.


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: