Un ejemplo para Chile: La ley que regula los derechos de los emigrantes españoles

VENEZUELA-ESPAÑA

Caldera considera "gran avance" la ley que regula los derechos de emigrantes

Caracas, 8 may (EFE).- El ministro español de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, calificó en Caracas de "gran avance social" la nueva ley que regula los derechos de los españoles en el exterior y "los equipara" a los que tienen los que viven en España.

"Es un salto en los derechos de ciudadanía", dijo el ministro, que inauguró hoy en la capital venezolana un centro dedicado a prestar asistencia sanitaria a los españoles que viven en Venezuela.

Ministro español de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús CalderaCaldera, que llegó el lunes a Caracas para una visita de 24 horas, se reunió asimismo con el vicepresidente venezolano, Jorge Rodríguez, con el que trató de distintos temas de colaboración, indicaron a Efe fuentes de la delegación ministerial española.

Las fuentes precisaron que en el encuentro se abordó el caso de los ciudadanos de origen español secuestrados en Venezuela y dijeron que Rodríguez se comprometió a mantener "una línea directa de comunicación" con la embajada española para ayudar a que se resuelva la situación.

Nicolás Alberto Cid Souto y Francisco Muradás, ambos de origen gallego y radicados en Venezuela hace casi medio siglo, fueron secuestrados el pasado abril, y siguen paradero desconocido.

Un tercero, Manuel Negreira Trigo, también de origen gallego, fue liberado hace una semana.

En la reunión con Rodríguez, Caldera expuso también las actividades del centro de asistencia, la Fundación España-Salud, y explicó los alcances de la ley del Estatuto de la Ciudadanía Española en el exterior, especialmente en materia de nacionalidad.

El vicepresidente venezolano expresó la voluntad de colaboración de su gobierno en esas cuestiones, indicaron las fuentes españolas, que valoraron muy positivamente la entrevista.

En una rueda de prensa previa, Caldera, que visita por tercera vez Venezuela como titular de Trabajo y Asuntos Sociales, subrayó que vino a inaugurar las instalaciones de la Fundación España-Salud, cuyo objetivo es prestar atención sanitaria médico-quirúrgica y farmacéutica a los emigrantes españoles beneficiarios de pensiones.

El ministro destacó que queda garantizado el acceso a la asistencia sanitaria de todos los españoles mayores de 65 años que no tenían cobertura, y dijo que 11.000 reciben ya las prestaciones.

Asimismo, indicó que el Parlamento español aprobó la nueva ley que regula los derechos de quienes viven fuera de España, una comunidad de un millón y medio de personas, entre la que "no todos tenían garantizados sus derechos fundamentales".

La ley otorga el derecho a una pensión a todos los que tienen más de 65 años y se encuentran en una situación de necesidad, explicó, antes de agregar que unos 8.500 españoles la reciben en Venezuela.

Añadió que se contempla también el "derecho a retorno", con ayudas para quienes las necesiten, y el acceso a la nacionalidad, con una extensión a nietos de españoles que la habían perdido.

Caldera explicó que se beneficiarán de ello hijos o nietos de mujeres españolas que, en su momento, antes de la Constitución de 1978, no pudieron transmitir la nacionalidad a sus descendientes.

"Vamos a remover ese obstáculo" y estas personas podrán ahora recuperar la nacionalidad, añadió.

El ministro señaló también la ley que concede una pensión especial a los "Niños de la Guerra", hombres y mujeres que eran niños cuando la Guerra Civil española y que tuvieron que salir de España y fueron acogidos por otros países, entre ellos Venezuela.

En este país suramericano, unas 140 personas reciben ahora esta pensión especial, de unos 8.000 dólares al año, señaló el ministro.

Preguntado sobre la reunión que iba a tener con el vicepresidente venezolano, Caldera indicó que se trataba de una "visita de cortesía para ratificar las excelentes relaciones que mantienen los dos pueblos dentro del respeto mutuo" y la "autonomía de cada país" a la hora de decidir sus políticas.

El ministro destacó el "importante nivel de cooperación" entre España y Venezuela, país en el que residen unos 150.000 ciudadanos de origen español, según el censo del Consulado.

Dijo también que quería agradecer al vicepresidente "las medidas con que las autoridades venezolanas" permitieron la puesta en marcha de la fundación, que financian el Gobierno español y las comunidades autónomas de Asturias, Canarias y Galicia.

Caldera, que regresa hoy mismo a España, se reunió en la noche del lunes con numerosos representantes de la comunidad gallega en la Hermandad Gallega, en Caracas.
EFE


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: