Derretimiento de glaciar deja al descubierto bosque fósil en la Antártica

En una de las primeras actividades en terreno del proyecto “Conexiones Geológicas entre Antártica occidental y Patagonia”, se encontró un bosque fósil que quedó al descubierto gracias al retroceso del glaciar Collins, en isla Rey Jorge.
Numerosos restos de araucarias, mañíos y coigües, que alguna vez existieron en la Antártica, confirman el pasado verde de este continente y su relación con el cono sur americano.
 
Según la investigadora Teresa Torres, “el cambio climático global está derritiendo el glaciar Collins y cada año retrocede alrededor de 6 a 7 metros y suelta todo lo que tiene oculto bajo el hielo.”
 
Este proyecto integra la XLIII Expedición Científica Antártica que organiza el Instituto Antártico (INACH) y se enmarca en los Anillos Antárticos del Programa Bicentenario de Ciencia y Tecnología de CONICYT, financiado por el Banco Mundial y el INACH. Se trata de un proyecto de 3 años de duración, multi-institucional y multidisciplinario en el que participan investigadores de la Universidad de Chile, Universidad de Concepción e INACH, liderado por la Dra. Teresa Torres y con destacados especialistas como los geólogos Francisco Hervé, Jacobus Le Roux, César Arriagada y Juan Pablo Lacassie (del Servicio Nacional de Geología y Minería). También participan estudiantes de pregrado y doctorado en Geología de la Universidad de Chile.
 
Los Anillos Antárticos exigen el trabajo interdisciplinario y la asociación a líneas de investigación relevantes para el Año Polar Internacional 2007-2008. Es así que por primera vez trabajan juntos geólogos estructurales, petrólogos, geoquímicos, sedimentólogos, paleomagnetistas, paleobotánicos, paleoclimatólogos y expertos en modelación computacional de varias instituciones en busca de un mismo objetivo: demostrar que la Península Antártica estuvo adosada al borde occidental de Sudamérica (Patagonia occidental) desde fines del Paleozoico hasta épocas más recientes, o sea, que existe una historia común entre estas dos regiones desde hace 330 millones de años.
 
Cada lugar será analizado mediante diversas metodologías complementarias. El grupo de paleomagnetismo buscará determinar la dirección hacia donde apuntaba el campo magnético de la Tierra y la latitud de las regiones estudiadas durante su desplazamiento hacia el Sur. Las comparaciones detalladas entre estas rocas constituyen un punto clave para evaluar las correlaciones entre Patagonia y la Península Antártica. Los responsables de estos estudios son el Dr. César Arriagada, investigador de la Universidad de Chile, y el Dr. Juan Pablo Lacassie, geólogo del Servicio Nacional de Geología y Minería.
 
Por otro lado, la paleobotánica asociada a la geología apunta al establecimiento de modelos de evolución de la flora a través de los tiempos geológicos, en ambas regiones. Los resultados permitirán saber cómo fue la geografía en el pasado y permitirá entender por qué maderas fósiles de la isla Rey Jorge son iguales a las de la Patagonia.
 
El 4 de enero partió oficialmente la campaña de terreno con actividades en Puerto Natales, Punta Arenas y Antártica. En los alrededores de Puerto Natales se encontraron restos petrificados de un reptil marino emparentado con animales similares hallados en la Antártica. Y en Punta Arenas se hallaron dientes fósiles de tiburón, que serían los más australes de Chile y estrechamente relacionados con los ya estudiados en la isla Seymour, Antártica. Finalmente, numerosas impresiones de hojas y troncos de bosques de araucarias, robles y coigües que existían hace millones de años evidencian la historia geológica y florística de la región magallánica.


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: