Represores de ex-dictadura argentina todavía actúan

Testigo apareció conmocionado tras acusar Kirchner a grupos paramilitares

Néstor KirchnerBuenos Aires, 29 dic (EFE).- Luis Gerez, testigo sobre la represión de la dictadura militar argentina desaparecido el pasado miércoles, fue encontrado esta noche con lesiones y conmocionado poco después de que el presidente Néstor Kirchner atribuyera su caso y el de otro desaparecido a "grupos paramilitares y parapoliciales".

Varias personas presentes señalaron a los periodistas que Gerez sufría una fuerte conmoción cuando fue hallado por la policía en la localidad de Garín, a las afueras de Buenos Aires, pero su madre, Julia More, aseguró que se encuentra "bien", aunque con "una crisis de nervios por la situación que vivió".

Algunas versiones extraoficiales señalan que el testigo fue encontrado desnudo y con marcas de ataduras en las manos y los pies, mientras que el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, León Arslanián, se limitó a indicar que el albañil "está en estado de conmoción" y "va a ser examinado" por médicos.

El testigo fue trasladado inmediatamente a un hospital de Escobar, a 45 kilómetros al norte de la capital argentina, para ser reconocido por los médicos.

Albañil de 51 años, Gerez había desaparecido tras testificar contra un ex policía acusado de violaciones de los derechos humanos durante la dictadura (1976-1983).

Gerez fue hallado apenas una hora después de que el presidente de Argentina, Néstor Kirchner, atribuyera a "grupos paramilitares o parapoliciales" su desaparición y la de Jorge Julio López, de 77 años, otro testigo en una causa por crímenes de la dictadura militar cuyo paradero se desconoce desde el 18 de septiembre último.

En un mensaje emitido por radio y televisión, el gobernante dijo que hay sectores que "reclaman imponer una amnistía" para quienes cometieron delitos de lesa humanidad porque "quieren obtener a través del miedo la impunidad".

"Sepan todos que este presidente no avalará que se dicte ningún tipo de ley de amnistía. La sociedad argentina toda es la agredida por el accionar mafioso de quienes quieren garantizar su impunidad", advirtió.

Según el jefe de Estado, "se trata de la misma metodología que utilizaron tras el histórico juicio a las Juntas Militares", que se efectuó en 1985 y concluyó con condenas a prisión perpetua para los principales jerarcas de la dictadura.

"Sabemos, la historia reciente lo acredita, que cualquier concesión es nefasta y termina por echar por tierra cualquier avance. Ningún país serio puede ceder a la extorsión criminal de quienes merecen el castigo", agregó.

"No permitiremos que paren los juicios", enfatizó sobre los procesos contra represores del régimen militar, que se reactivaron luego de que el año pasado la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad de las denominadas "leyes del perdón".

Las normas de Obediencia Debida y Punto Final, dictadas durante la década de 1980, habían librado de responsabilidad a más de un millar de militares y policías acusados de graves violaciones a los derechos humanos.

Kirchner también pidió a los testigos que deben declarar en procesos por delitos cometidos durante la dictadura "que acepten la protección" que pretenden brindarles las autoridades "para evitar otras heridas".

Desde su llegada al poder en 2003, Kirchner ha dado un fuerte impulso a la reanudación de las investigaciones judiciales sobre los crímenes cometidos por la dictadura, que habían quedado paralizadas durante gobiernos anteriores.
EFE 


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: