MÉDICO QUE OPERÓ A EX PRESIDENTE FREI CONVENCIDO DE SU ASESINATO

Santiago de Chile, 18 ago (EFE).- Un médico que en 1982 operó al ex presidente chileno Eduardo Frei Montalva, quien falleció poco después, dijo estar convencido de que el político democristiano fue asesinado con algún químico colocado por colegas suyos que trabajaban para la policía secreta.

Eduardo Frei M.


"Aquí hubo mano negra. Hubo un agente químico externo. No puedo decir qué fue, quién lo puso, cómo funciona", aseguró anoche el médico Augusto Larraín, en una entrevista difundida por el Canal Trece de televisión.

Tras la segunda intervención, el ex presidente Frei fue afectado por una extraña infección que le provocó la muerte en la misma clínica.

Según el médico, Frei Montalva se recuperaba bien y no presentaba gérmenes en su organismo.

"No había ningún signo de inflamación peritoneal, no había gérmenes, era un abdomen absolutamente límpido y libre", dijo Larraín, en cuya opinión el químico pudo haber sido colocado en una de las compresas utilizadas en la herida de la operación.

Carmen Frei, hija del ex mandatario (1964-1970), manifestó en tanto su convicción de que la muerte de su padre fue ordenada por Augusto Pinochet y anunció que próximamente pedirán el desafuero del ex dictador (1973-1990), a fin de que sea interrogado y eventualmente procesado.

Carmen Frei, en declaraciones a Radio Cooperativa, indicó que la familia, entre ellos el también ex presidente Eduardo Frei Ruiz Tagle (1994-2000), siempre ha sospechado que el elemento que mató a su padre fue fabricado por el químico y agente secreto Eugenio Berríos, asesinado años más tarde en Uruguay, por agentes de la dictadura chilena.

Eduardo Frei, que gobernó Chile entre 1964 y 1970, se había convertido a comienzos de los años 80 en el líder de la incipiente oposición política a la dictadura de Pinochet.

El testimonio de Larraín coincide con el del ex agente secreto Andrés Valenzuela, que hace tres años afirmó que una enfermera vio cuando un kinesiólogo ingresó a la habitación de Frei y frotó un apósito en la herida.

Las revelaciones de Larraín causaron revuelo y la presidenta Michelle Bachelet señaló que lo más importante para el país es que se sepa la verdad sobre la muerte del líder democristiano.

"No sólo para la familia Frei, es importante para todo Chile y también que los responsables respondan", indicó.

En tanto, el abogado de la familia Frei, Alvaro Varela, dijo que en el caso han existido declaraciones que han ayudado a correr los velos.

Una de ellas, es la que hizo hace poco el general retirado Hernán Ramírez Rurange, ex director de Inteligencia del Ejército, quien tras años de silencio aseguró que la orden de hacer desaparecer a Berríos provino del propio Pinochet.

Varela también recordó que la autopsia del ex jefe de Estado fue hecha "absolutamente sin conocimiento de la familia" y que, además, el examen "no se condice con los restos cadavéricos".

Añadió que estas circunstancias hacen que el caso Frei se haya transformado en "una de las operaciones de inteligencia más grande que se haya planificado en el país".

Fuente:
EFE

 

 


 

 

Noticias relacionadas:

 

- "Ex CNI que siguió a Frei Montalva entregó pista sobre venenos"


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: