Zamorano confia en Chile

Iván Zamorano casi no necesita presentación. Y no es para menos: en sus 17 años de carrera, este temible goleador apodado Bam Bam sobresalió en clubes como el Real Madrid y el Inter de Milán, además de transformarse en un referente de la selección chilena, con ella disputó tres eliminatorias para la Copa Mundial de la FIFA y la fase final de Francia 1998.


 


A horas del debut de Chile en la competencia, Zamorano, que ahora trabaja como comentarista para la cadena TVN de su país, aceptó dialogar en exclusiva con FIFA.com en Johannesburgo.

Sr. Zamorano, ¿qué expectativas le genera esta selección chilena?
Las mismas que la de todo Chile: muchas. Hoy más que nunca tenemos un muy buen equipo, un gran técnico, que ha plasmado su filosofía, y el compromiso total de los jugadores. Eso se ha visto reflejado en la cancha con buen juego y buenos resultados. Hoy más que nunca tengo mucha fe en que podemos hacer un gran Mundial.

¿Le sorprendió que cuajara tan rápido el estilo Bielsa en Chile?
No me sorprendió, pero sí es cierto que era un desafío para los futbolistas chilenos tener un técnico como él, una persona muy profesional, que se preocupa de todos los detalles para lograr la perfección. Pero sabíamos que con él, eventualmente, Chile podía llegar a desarrollar su propio estilo.

¿Se puede comparar este equipo con el que usted integró en Francia 1998?
La ilusión y la fe de los chilenos se parece mucho a la de aquel entonces, pero son dos equipos con juegos diferentes. Nosotros plantábamos un claro 4-4-2 y este un 3-1-3-3, y mucho tiene que ver los futbolistas que había en aquel y los que hay en este. Siempre va a existir la comparación, pero son dos generaciones muy distintas.

¿Qué opina de los rivales de la Roja en Sudáfrica? Empecemos por España…
No sólo es el gran favorito del grupo, sino del Mundial. La forma en que llega lo hace ser protagonista absoluto en este torneo. Tiene el mejor mediocampo del mundo, pero también la mejor columna vertebral: un gran arquero como Casillas, un armador como Xavi y dos goleadores como Villa y Torres. Creo que Chile deberá pelear un segundo puesto tanto con Honduras como con Suiza.

Honduras es, justamente, el primer compromiso de los de Bielsa…
Los hondureños conforman un buen equipo a nivel técnico, le han agregado potencia física y eso lo hace un rival a respetar. Pero si tenemos la convicción de clasificar, es el partido clave, el que debe ganar sí o sí.

¿Hay algo que le preocupe de Suiza?
El “plus” que tiene es Ottmar Hitzfeld, un técnico ganador, que siempre va por todo y ha estado en grandes equipos. Le puede dar una significación especial a este grupo de jugadores que hace un tiempo juegan juntos.

¿Cree que los nervios les pueden jugar una mala pasa a los jóvenes de Chile?
He visto a muchos equipos nerviosos, nadie llega a un Mundial relajado Y el nervio tampoco es malo: uno tiene que saber manejarlo para poder cumplir con los objetivos. La mayoría tendrá la oportunidad de estar otro Mundial, pero deben salir a jugar este como si fuera el último. Igual, creo que lo tiene claro.

¿Cuánto pierde Chile si Humberto Suazo no puede jugar?
Si algo ha sobresalido del trabajo de Bielsa es el funcionamiento del conjunto. Si bien para mí Suazo es fundamental, tanto por ser el goleador como por la confianza que genera en sus compañeros, tengo más fe en lo que puede hacer el equipo. Igualmente, Bielsa debe tener un Plan B y hasta un Plan C. Hay que tener confianza en los que están detrás de Suazo.

¿Cuál es el jugador que más le gusta del plantel chileno?
Creo que Alexis Sánchez está un peldaño más arriba. Vive un momento formidable y después del Mundial no me extrañaría que pasara a un grande europeo.

Usted está aquí como comentarista televisivo. ¿Qué es más difícil, jugar en un Mundial o pararse delante de una cámara?
¡Pararse delante de una cámara! (risas) Créame que se me hacía más fácil jugar que hacer esto, pero soy un hombre de desafíos, al que le gusta tomar responsabilidades, y aquí estamos.

¿No le dan ganas de saltar al campo de juego?
¡Eso no se pierde nunca! Generalmente, ante de comentar se me vienen los cosquilleos casi como cuando jugaba. Ya me veo el miércoles, emocionado por el hecho de poder disfrutar nuevamente un Mundial con Chile allí, y ni que hablar cuando suene el himno.

¿Qué otro equipo tiene ganas de ver?
Lo que entrega Holanda bien vale la pena pagar un billete. Tiene un fútbol ofensivo, vistoso, con jugadores de gran jerarquía, y puede ser la sorpresa de este Mundial. Luego los favoritos: Brasil y España.

Usted jugó muchos años en Italia. ¿Qué opinión le merece la campeona defensora?
Italia es siempre es protagonista, y las dos últimas veces que salió campeona, tanto en 1982 como en 2006, arrancó débil. Por eso siempre hay que tener cuidado con ellos. Su fortaleza es la experiencia de sus jugadores y Marcello Lippi. Además cayó en un grupo relativamente accesible. Así que será de cuidar.

¿Algún cuco?
A nadie le gusta jugar con Alemania. Siempre generan eso de que si te tocan, te lamentas. Y esta vez será lo mismo.

¿Qué futbolista desea mirar en acción?
Tenía ganas de ver a Messi, ¡y vaya si lo vi! Está demostrando con creces que es el mejor del mundo. También a Cristiano Ronaldo: quiero saber en qué nivel físico y futbolístico llegó, y como girará Portugal alrededor de él. Otro es Luis Fabiano, que puede ser una gran figura aquí.

Para terminar, y hablando de los goleadores, ¿cómo se explica que, hasta el momento, la mayoría de los goles hayan sido marcados por defensores y volantes?
En líneas generales, pasa por el miedo de los entrenadores, que en vez de jugar un fútbol más de ataque se preocupan primero por defender. Eso hace que los delanteros tengan menos ocasiones. Luego quizás haya una falta de frialdad para finiquitar las situaciones que tienen: le pasó a Forlán, a Higuaín, a Rooney… Pero igual son todos candidatos a ganar el pichichi del torneo.
 


Asociacion de Chilenos en Rusia © 2011 ® - tel./fax.: +7 (499) 137 06 72 / e-mail: